ASÍ EMPIEZA TODO

La tengo delante, pero no puedo hablarle. No sé qué decirle. Y me ha mirado, pero he retirado la mirada como pidiendo perdón por  haberla mirado. Como  sintiendo vergüenza porque me ha descubierto, o como diciendo: “Sí, te he mirado, pero no lo he hecho con mala intención”. Soy como el resto y ella lo sabe. Lo sabe porque ha habido otros que han retirado la vista.

Entonces, mientras yo sigo pensando en ella, ella ya se ha olvidado de mí. Y mientras escribo estas palabras, yo la estoy viendo. Y mientras tú las lees, yo, probablemente, seguiré pensando en ella. Seguiré pensando en lo débil que soy, en que ella está delante y quiero hablarle, pero me quedo paralizado y no hago nada. Está delante, sí, y solo necesito dar unos pasos para acercarme a ella, pero no sabría que decirle y tengo miedo a incomodarla. Y siento que haré el ridículo y que todo el mundo se quedará mirando.

Y ella está justo ahí, a unos metros de mí, pero es como si nos separase una barrera mental, y no puedo alcanzarla. Para el resto la situación es sencilla y se inventan una excusa que se creen. Mi excusa podría ser que estoy sentado junto a un compañero de trabajo en mitad de un aeropuerto perdido en un país escandinavo. Si me acercase a ella se hablaría de mí en la oficina. Pero ¿es que veo el hecho de que me guste esta chica como algo malo?…

 

Descarga el primer capítulo aqui para seguir leyendo

Muestra

Gratis

Descargate ahora un capítulo de muestra

Testimonios

Intenso, electrizante, real
Miguel
Miguel
Ahora se más sobre como piensa un hombre
Ana
Ana
Ojala hubiese sabido esto hace años
Alberto
Alberto
Es como hablar con un amigo. Ese amigo que quisieras tener.
Elena
Elena
Posiblemente el mejor libro de seducción escrito en castellano
Pedro
Pedro